Masculinidad sin misoginia


Ignacio Aréchaga

Publicado el 2 septiembre, 2020 por El sónar  En algunos ambientes es difícil hoy hablar de masculinidad a no ser que se le añada en seguida el adjetivo “tóxica”. Lo masculino está bajo sospecha. Rasgos asociados tradicionalmente a la personalidad masculina –al menos como ideal– son vistos desde una perspectiva negativa. La fortaleza, la asertividad, la valentía, el gusto por el riesgo y la competición, el aguante, el afán de desarrollar la propia potencia, la magnanimidad en los proyectos… son considerados más como gérmenes de prepotencia que como cualidades valiosas.    Seguir leyendo …

Esta entrada fue publicada en Matrimonio y etiquetada . Guarda el enlace permanente.