Los enfermos no necesitan la eutanasia, sino que les traten el dolor con cuidados paliativos, para bien morir junto a los suyos


por Salvador Aragonés Salvador Aragonés en El ojo crítico .-

El arzobispo Joan Enric Vives dice “la eutanasia es ajena al ejercicio de la medicina y a las profesiones sanitarias, que siempre se rigen por el axioma de “curar, al menos aliviar y siempre acompañar y consolar”.

La vida humana es frágil, especialmente en su principio y su final. En esos límites en torno al nacimiento y la muerte de una persona, a menudo se plantean decisiones difíciles y trascendentes. ¿Qué puede ayudar a acertar?   Seguir leyendo …

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bioética, Valores y etiquetada . Guarda el enlace permanente.