La lucidez del perdedor


8 septiembre, 2016 .-
Enrique Rojas .-

El tiempo, ese testigo impertinente de nuestra vida, asiste y resiste a los embates de la condición humana

Estamos ante un año que se inicia y en la falda del 2011 tenemos un año por delante para intentar ir hacia arriba. El éxito y el fracaso son dos grandes impostores Porque lo que la gente llama éxito no es otra cosa que un cierto triunfo que tiene resonancia social y muchas veces uno se pregunta que precio ha habido que pagar por alcanzar esa circunstancia.   Seguir leyendo …

Esta entrada fue publicada en Psicología y etiquetada . Guarda el enlace permanente.