Si, como la Iglesia enseña, Dios es bueno y no crea nada malo, y antes de la creación no había nada, ¿de dónde surge el infierno?


La novela El Señor de las Moscas, de William Golding, cuenta la historia de unos niños que, tras un naufragio, sobreviven solos en una isla desierta. Las primeras páginas de la obra son muy agradables de leer, pues todo parece que irá fenomenal.   Seguir leyendo …

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Razón y Fe y etiquetada . Guarda el enlace permanente.