Al silbido de las balas, el rugir de los estómagos


LUIS LUQUE .-
12.FEB.2018 .-

La lucha por la erradicación global del hambre parecía ir por buen camino no hace muchos años, cuando el número de personas en esa situación había descendido de 900 millones de afectados en 2000 a 777 millones en 2015. Sin embargo, la cifra ha vuelto a escalar: en 2016 ya eran 815 millones los que no tenían pan, una situación que en muchos casos ha seguido, como una sombra, al estruendo de las bombas.   Seguir leyendo …

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Economía, Sociedad, Valores y etiquetada . Guarda el enlace permanente.