¿Pueden salvarse las personas que no conocen a Cristo ni a la Iglesia? En ese caso, ¿por qué es importante la fe, si no es necesaria para salvarse?


Para la Iglesia católica, «salvación» significa dos cosas: «sanar» al ser humano de una situación moralmente decaída (pecado original y pecados personales) y «elevar» al hombre a la comunión con Dios, es decir, capacitarlo para una vida espiritual que trasciende las posibilidades meramente humanas, pues es consecuencia de una intervención de Dios en la vida personal («gracia»).   Seguir leyendo …

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Razón y Fe y etiquetada . Guarda el enlace permanente.