Los padres tienen la obligación de enseñar a pensar a los hijos


La educación para aprender a pensar, primero fue un privilegio de la realeza y nobleza, después se convirtió en un derecho y hoy es una obligación. Mañana, que ya es hoy, será imprescindible dominarlo. Pensar, enseñar a pensar y aprender a pensar, son las tres obligaciones inteligentes de la educación familiar. Es una inversión a largo plazo, que empieza en la cuna y nunca termina.   Seguir leyendo …

Esta entrada fue publicada en Educación, Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.