Coherencia: edificar el orden interior


Escrito por José Benito Cabaniña – Carlos Ayxelà .-
Publicado: 31 Agosto 2016 .-

Una de las notas de la personalidad madura es la capacidad de conjugar el despliegue de una actividad intensa con el orden y la paz interior.

Cuando San Agustín, ya anciano, escribía «pax omnium rerum tranquillitas ordinis, la paz de todas las cosas es la tranquilidad del orden»[1], lo hacía desde la experiencia de quien llevaba años viéndose requerido constantemente por todo tipo de tareas: el gobierno pastoral de la porción del Pueblo de Dios que tenía encomendado; su abundante predicación; los retos que presentaba una época convulsa, de cambios sociales y culturales. Seguir leyendo …

Esta entrada fue publicada en Formación espiritual, Valores y etiquetada . Guarda el enlace permanente.