¿Se puede perder la fe? Y si se pierde, ¿cómo se puede recuperar?


La variedad de respuestas que hemos dado los hombres a las preguntas más importantes de la vida, demuestra que todos somos un poco miopes para las cosas espirituales, morales y trascendentes.   Seguir leyendo …

Esta entrada fue publicada en Razón y Fe, Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.