Materialismo y sentido de la vida


Vicente Huerta .-

El hecho que voy a relatar ocurrió en un centro de enseñanza media. Pudo ocurrir en una clase de Biología cualquiera de algún Instituto de nuestra ciudad. El profesor afirma en un momento dado de la explicación que la vida de todo organismo -incluido el ser humano- no es más que un proceso de oxidación, es decir, que en última instancia, la vida no es otra cosa que un lento fenómeno de combustión.   Seguir leyendo …

Esta entrada fue publicada en Razón y Fe y etiquetada . Guarda el enlace permanente.