8 Alternativas a gritar que funcionan de verdad


Alvaro Bilbao .-

Conseguir que nuestros hijos pequeños nos escuchen y obedezcan puede ser un reto en ciertos momentos. Aunque estemos frente a un niño obediente siempre habrá momentos en los que su cansancio, el contexto de juego con sus hermanos u otra cosa que le llame más su atención que tu propia voz haga que simplemente no te escuche.   Seguir leyendo …

Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada . Guarda el enlace permanente.