El encuentro con la verdad sobre uno mismo


Alfonso Aguiló .-

Cuenta Maxim Gorki la historia de un pensador ruso que pasaba por una etapa de cierta crisis interior y decidió ir a descansar unos días a un monasterio. Allí le asignaron una habitación que tenía un cartelillo sobre la puerta en el que estaba escrito su nombre.   Seguir leyendo …

Esta entrada fue publicada en Valores y etiquetada . Guarda el enlace permanente.