Cuando hablo, cosas digo


Por Javier Junceda; 26.02.2016 .-

Cuenta la leyenda que Demóstenes, el mejor orador de todos los tiempos, llenaba su boca de piedras para combatir su tartamudez. Si viviera hoy, apuesto a que utilizaría las cuatro piedras siguientes.   Seguir leyendo …

Esta entrada fue publicada en Cultura y etiquetada . Guarda el enlace permanente.