Rezar también por los enemigos.


Perdonar nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. 1 de las 14 Obras de Misericordia y parte del Padre Nuestro.

Amar al prójimo como a ti mismo. Segundo Mandamiento de la Ley de Dios.

Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Nuevo Testamento.

Qué difícil es rezar también por los enemigos, que continuamente nos están atacando de todas las formas que pueden. No es políticamente correcto decir: ”Ama a tu enemigo”. Hoy lo políticamente correcto es “Ojo por ojo y diente por diente”. “Primero yo, y luego yo”. “Al enemigo ni agua”.   Seguir leyendo …

Esta entrada fue publicada en Formación espiritual y etiquetada . Guarda el enlace permanente.