Tú y tu Kintsugi


José Iribas / 5 días ago .-

La vida está llena de claroscuros. Así que, te pongas como te pongas, tendrás de los dos: espacios muy iluminados y… zonas de penumbra. Acéptalo con “deportividad”.

Me escribía, en este sentido, Begoña: “La vida, como los cuadros, es una obra de arte que tiene sus luces y sombras, y lo que cuenta es el resultado final”.   Seguir leyendo …

Esta entrada fue publicada en Psicología, Valores y etiquetada . Guarda el enlace permanente.