La humildad en la dirección de empresas


Publicado el 11 de diciembre de 2015 por Antonio Argandoña .-

¿Puede ser humilde un directivo? Bueno, no solo puede, sino que debe serlo. Al menos eso es lo que he tratado de explicar en un artículo publicado recientemente en el Journal of Business Ethics, titulado “La humildad en la dirección” (aquí). La humildad no tiene buena prensa en el mundo de la empresa; parece que un directivo humilde debe ser apocado, tímido, algo cobarde, que se arruga ente los demás, que no sabe tomar decisiones… un mal líder, vamos. Pero planteémoslo de otra manera. Seguir leyendo …

Esta entrada fue publicada en Ética económica y empresarial, Economía y etiquetada . Guarda el enlace permanente.