Cómo manejar la ira de nuestros hijos


Elena Roger .-

Lloran, gruñen, chillan o pegan. También se vuelven irrespetuosos, irónicos o nos ignoran. Es inevitable que nuestros hijos se enfaden. Con nosotros. Con sus hermanos o con el mundo. Y hemos de aceptarlo. Tienen un amplio abanico de sentimientos y nuestro trabajo no es evitárselos sino ayudarles a afrontarlos.   Seguir leyendo …

Esta entrada fue publicada en Educación, Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.