Amar es dar


Vicente Huerta .-

La persona es apertura al tú y a los otros. Las relaciones interpersonales constituyen el verdadero escenario de la existencia humana. El ser humano como persona es apertura radical (y libre hacia) al mundo y las demás personas, por eso es un ser constitutivamente “dialogante”. “no es bueno que el hombre esté sólo” dice el Génesis, sería un fracaso porque no podría desarrollar su intimidad. Seguir leyendo …

Esta entrada fue publicada en Psicología, Valores y etiquetada . Guarda el enlace permanente.