El odio


Enrique Monasterio .-.

Se habla mucho de odio estos días, y me temo que se odia más de lo que se habla. Hay quien tiene tatuada la palabra “odio” en los nudillos del puño (por desgracia no es una metáfora) quizá para no olvidar que ésa es la razón de su vida. Seguir leyendo …

Esta entrada fue publicada en Valores y etiquetada . Guarda el enlace permanente.