Al final me quedé solo


17 junio 2015 Moral y Luces .-

Yo era un egoísta con mi esposa, y al final me quedé solo.

El unirme en matrimonio, no fue un acto verdaderamente consciente de que por él establecía ante Dios y ante los hombres, un compromiso de donación plena en el más importante proyecto de mi vida. Seguir leyendo …

Esta entrada fue publicada en Matrimonio y etiquetada . Guarda el enlace permanente.