Inconsistencias de la Europa Charlie


Francisco José Contreras .-

Vaya por delante que yo también soy Charlie. Soy Charlie en el sentido de que me alegro de pertenecer a una civilización en la que la libertad de expresión es muy amplia. En Occidente se puede publicar cualquier cosa –incluso abyectas viñetas-salivazo, como aquella de Charlie Hebdo que representaba a Cristo sodomizando a Dios Padre– sin terminar por ello en la cárcel o el patíbulo. Seguir leyendo …

Esta entrada fue publicada en Valores y etiquetada . Guarda el enlace permanente.