Centenario del nacimiento de André Frossard


En Paris una insólita experiencia hace proclamar a un ateo: «Dios existe, yo me lo encontré» .-

Uno de los escritores y periodistas más destacados del siglo XX ha dejado como principal legado a su país, Francia, el insólito testimonio de su conversión. Seguir leyendo …

Esta entrada fue publicada en Razón y Fe y etiquetada . Guarda el enlace permanente.