El prodigio de la mano humana


Por Xavier Escribano y Albert Pérez, del Grupo de Investigación en Antropología de la Corporalidad (SARX), de la UIC. .-

El 17 de octubre de 1938, Paul Valéry, el célebre poeta y ensayista francés, fue invitado a pronunciar la conferencia de apertura de un congreso de Cirugía que se celebraba en París. En ese sustancioso y original texto, titulado precisamente “Discurso a los cirujanos”, encontramos algunos pasajes que podrían considerarse un verdadero elogio de la mano humana, un órgano polifacético que –en palabras del poeta– “golpea y bendice, da y recibe, alimenta, presta juramento, edifica la mesura, lee para el ciego, habla para el mudo, se tiende hacia el amigo, se alza contra el adversario, y se convierte en martillo, tenaza, alfabeto” (Valéry [1938] 1993, 178). Seguir leyendo …

Esta entrada fue publicada en Cultura, Filosofía, Psicología, Valores y etiquetada . Guarda el enlace permanente.